sábado, 11 de junio de 2016

Wang Guo Wei, ¿pesimista taoísta?


Erudito nacido en 1877, fue uno de los grandes historiadores, arqueólogos y literatos chinos de la era moderna. Antes de cumplir los treinta años ya había estudiado todo lo relativo a Schopenhauer y a Kant. Pero al llegar a esa edad, Wang Guo Wei abandonó sus estudios, explicando sus motivos en un escrito titulado: "Autobiografía a los treinta años". 

Leemos allí: 

"Me he cansado de la filosofía desde hace mucho tiempo. Pues entre las teorías filosóficas es regla general que las teorías que se pueden amar no se pueden creer, y las que se pueden creer no se pueden amar. Yo conozco la verdad, y sin embargo amo la metafísica absurda pero grande, la ética sublime y la estética pura. Esto es lo que más amo. Y sin embargo, al buscar lo creíble, me inclino a creer en la teoría positivista de la verdad, la teoría hedonista de la ética y la teoría empirista de la estética. Sé que son creíbles, pero no puedo amarlas, y siento que las otras teorías pueden ser amadas pero no me es posible creer en ellas. Esta es la gran humillación que he experimentado durante los pasados dos o tres años. Recientemente mi interés ha pasado gradualmente de la filosofía a la literatura, porque deseo encontrar en esta última un consuelo directo.
No puedo ser un filósofo puro y no me gustaría ser un historiador de la filosofía. Esta es otra razón de que yo esté cansado de la filosofía"

Su relación con el taoísmo estuvo dada, en gran medida, por la influencia que este tuvo entre los literatos chinos, fomentando una inclinación espiritual para refugiarse de las miserias de la vida terrenal en la silenciosa belleza del paisaje, asi como en la belleza de las obras de arte. Estas ideas eran muy familiares para Wang Guo Wei, que sufría de depresión como consecuencia de experiencias personales amargas, una salud endeble y su preocupación filosófica por la condición humana. El arte era para él, salvaguarda del sufrimiento y lugar de encuentro con el Tao; por medio suyo los hombres pueden aspirar a salvarse de las ataduras espirituales de este mundo y liberarse del conflicto inherente al deseo de vivir con el fin de alcanzar cierta paz y armonía en la tierra. 

Wang Guo Wei murió en 1927, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario